Buscar
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Subasta Inaugural

Retrato de Cristobal Colon

La subasta comenzará en__ días y __ horas

Precio base: €14,500

IVA: Solo sobre comisión

Anonimo en el Siglo XVI

Dimensiones: sin marco 61 x 47cm

Busto de un hombre de mediana. Mira fijamente al frente, apreciándose un incipiente pelo canoso. Su rostro denota seriedad a la vez que una gran solemnidad. Viste totalmente de negro, apreciándose una especie de chaqueta cerrada con cordones y cubierta a su vez con una amplia capa. En la parte del cuello se ve la camisa, perceptible sólo por una fina línea blanca que rompe con la oscuridad del ropaje. El fondo del retrato es totalmente neutro, en tonos pardos, resaltando así la imagen del caballero. El autor realiza un detallado estudio psicológico del retratado, en este caso de Cristobal Colón, a la vez que ejecuta un minucioso dibujo. Aplica colores negros y marrones, destacando el tratamiento de las carnaciones. En la parte alta del cuadro está escrita en color más claro, para que resalte sobre el fondo, el nombre del retratado «CRISTOPHORV COLVMBVS». Durante siglos filósofos, teólogos y hombres de ciencias habían asegurado que la tierra era plana como un disco y estaba limitada por un mar infernal que se extendía, al oeste, más allá del Cabo de Finisterre y del Estrecho de Gibraltar, situados en los extremos occidentales del mundo conocido.

Ese océano, afirmaban, no era navegable, y todo aquel que se aventurase en sus aguas no regresaría nunca. Cristobal Colón no era el primero en creer que la tierra era redonda, pues en su tiempo eran muchos los que sostenían esa tesis. En todos los puertos europeos se contaban historias semilegendarias de hombres que se habían atrevido a cruzar aquel enorme mar y encontrado tierra al otro lado, alcanzando por vía marítima el extremo oriental de Asia, tal como Marco Polo había realizado por tierra. Durante siglos filósofos, teólogos y hombres de ciencias habían asegurado que la tierra era plana como un disco y estaba limitada por un mar infernal que se extendía, al oeste, más allá del Cabo de Finisterre y del Estrecho de Gibraltar, situados en los extremos occidentales del mundo conocido. El tamaño de la obra sin marco es de 61cm x 47cm.